Altavoz de impacto: los retos de la agricultura sostenible

¿Cómo conseguir un sector agrícola que provea de alimento a una población mundial cada vez más numerosa? ¿Y cómo hacerlo de forma respetuosa con las personas y el medio ambiente?

Desde el Fondo Bolsa Social y la Fundación Afi organizamos un encuentro en el que se habló de un sector tan vital como lleno de retos: la agricultura sostenible. Para ello, contamos con un panel de lujo formado por emprendedores, expertos del sector público y financiadores, de organizaciones diversas como Nostoc Biotech, RawData, Grupo Cajamar y Fundación Biodiversidad.

Un sector imprescindible y resiliente, pero con grandes retos

El encuentro lo abrió Adriana Scozzafava, directora general de la Fundación Afi, que tras una breve presentación de los participantes dio paso a José Moncada, director del Fondo Bolsa Social y moderador del panel.

José comenzó haciendo énfasis en la importancia del sector agrícola durante la pandemia. «Todo podía parar, pero si paraban los agricultores, teníamos un grave problema.» De hecho, la agricultura fue de los sectores más resilientes durante la pandemia: junto con la ganadería, creció un 4,7% y empleó a 1.152.000 personas, 7.000 más que en 2019.

Sin embargo, la agricultura también se enfrenta a retos muy importantes, sobre todo medioambientales. Según la FAO, la agricultura convencional es responsable de un 21% de las emisiones de gases de efecto invernadero y genera la mayor parte de las emisiones mundiales de óxido nitroso. Además, es causante de la mayor parte de la deforestación mundial y las extracciones de las cuencas fluviales.

Este desafío medioambiental se une a otro de producción: el crecimiento imparable de la población mundial trae consigo un aumento de la demanda, y esto obliga al sector agrícola a producir más. Pero, ¿cómo hacerlo de forma de forma sostenible?

La innovación y la financiación, las apuestas del Grupo Cajamar

María López, directora de finanzas sostenibles y economía social en el Grupo Cajamar, dio su visión sobre los grandes retos y tendencias del sector en España. En su opinión, proveer de alimento a toda la población ya es de por sí un gran reto, aún mayor si queremos hacerlo de forma responsable. Esto nos lleva a otro de los grandes desafíos de la agricultura sostenible: contribuir a mitigar el cambio climático.

En este sentido, María mencionó la importancia de tener en cuenta tres recursos que afectan directamente a la sostenibilidad ambiental: el suelo, el agua y los agroquímicos. Respecto al suelo, hizo hincapié en la necesidad de un conseguir adecuado equilibrio microbiano para mejorar la capacidad de absorción de los nutrientes, alterándolo lo menos posible para evitar la liberación de CO2. En lo que respecta al agua, recalcó la importancia de encontrar soluciones innovadoras para optimizar su uso o conseguir fuentes de suministro alternativas. Finalmente, destacó la necesidad de reducir el uso de agroquímicos, mejorando la genética de las plantas o a través del control integrado de plagas.

Como posibles soluciones, María destacó la investigación e innovación, la transferencia de conocimiento y las inversiones en el sector. Y desde el Grupo Cajamar están liderando con el ejemplo: sus grandes apuestas son la financiación de soluciones emprendedoras que trabajan por una agricultura más sostenible; y la innovación, con propuestas como la Plataforma Tierra.

Nostoc Biotech y RawData, innovación por una agricultura más sostenible

El emprendimiento es una de las claves para potenciar esa necesaria innovación. Enrique Cat, CEO y fundador de Nostoc Biotech, comentó cómo buscan transformar la agricultura en una libre de químicos a través de sus biofertilizantes y bioprotectores basados en microorganismos vivos. Gracias a sus productos, los agricultores mejoran a sanidad de sus cultivos de forma respetuosa con el planeta, reduciendo la aplicación de químicos y las emisiones de óxido nitroso.

Por su parte, Albert Duaigües, CEO de RawData, explicó cómo reducen la incertidumbre a través de los datos. Gracias a su software de digitalización integral, tanto productores como técnicos pueden tomar decisiones informadas y hacer sus cultivos más eficientes y sostenibles.

Cuando se les preguntó sobre las barreras de entrada, Enrique quiso desmitificar la idea de que el sector sea reacio a la innovación. En su opinión, las innovaciones deben aportar un valor real y tangible a los usuarios. «Deben ser innovaciones con resultados obvios, medibles en, por ejemplo, kilos de tomate». Albert reforzó esta misma idea mencionando el cambio cultural que estamos viviendo, con las nuevas generaciones ya digitalizadas «desde casa». Del mismo modo, a pesar de las complejidades cuando eres nuevo en el mercado, en su opinión se trata de un sector muy fiel. «Si tú les aportas un valor, es más fácil que hablen bien de ti, lo que genera mucha confianza».

Fundación Biodiversidad: el rol del sector público

¿Qué papel tiene el sector público en este ámbito? Para responder a esta cuestión nos acompañó Sonia Castañeda, subdirectora de Fundación Biodiversidad. Sonia explicó que desde las instituciones públicas hay dos palancas de cambio: las políticas y normas, y los presupuestos que se destinan a esas políticas.

«La UE quiere que para el 2030 el 25% de todas las tierras se dedique a la agricultura ecológica. En España somos los primeros en Europa y los terceros del mundo en cantidad de hectáreas de agricultura ecológica. Sin embargo, aún estamos en el puesto 11 en proporción a la superficie agrícola, con un 10%. «Para aumentar este porcentaje y llegar a ese deseado 25%, Sonia mencionó varias estrategias que se están llevando a cabo desde el sector público, como la PAC (Política Agrícola Común), la recientemente aprobada De la Granja a la Mesa, o la estrategia Biodiversidad 2030.

Además, Sonia también recordó el trabajo que están haciendo desde la Fundación Biodiversidad para impulsar iniciativas del sector, con varias convocatorias para fomentar la creación de empleo y empresas vinculadas a los ecosistemas terrestres y al ámbito rural.

Conclusiones

En definitiva, este encuentro nos sirvió para tener una visión global de los retos más importantes de la agricultura sostenible. La sostenibilidad medioambiental se mencionó como el reto más evidente, con importantes desafíos como la salud del suelo, la optimización del uso del agua y la reducción del uso de agroquímicos. Como posibles soluciones, la mesa coincidió en que es necesario innovar, tanto a través del emprendimiento, como en el sector financiero y el sector público.

¿Te gustó este encuentro? Muy pronto organizaremos nuevos eventos en torno a otros sectores de impacto. ¡No olvides entrar en la web del Fondo Bolsa Social y suscribirte a la newsletter para estar al día!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Suscríbete para estar al día de nuestras últimas noticias

ES