Sepiia: moda inteligente y de impacto

La moda es la segunda industria más contaminante del mundo. El impacto de la industria de la moda incluye 92 millones de toneladas de desperdicios producidos y 79 trillones de litros de agua consumidos cada año. No obstante, afortunadamente nos estamos concienciando y cada vez hay más demanda y más empresas de moda sostenible. Si además de sostenible a la moda le añades un componente de tecnología para hacerla más cómoda y más práctica… ¡ahí aparece Sepiia!

En el sector de la moda hay marcas que compiten por diseño, otras por precio, otras lo hacen por tecnología, y ahora cada vez más por sostenibilidad. Sepiia quiere ser la marca de ropa de calidad, fiable, funcional, de diseño y sostenible de referencia a nivel local (España) a corto plazo, y a nivel europeo a medio-largo plazo.

Conocí a Sepiia en mi etapa en JME, cuando todavía estaban empezando. Ha sido bonito poder seguirles este tiempo y ahora, desde el Fondo Bolsa Social, poder invertir en ellos. En esencia, Sepiia es una empresa de ingeniería textil. Diseñan y fabrican prendas que requieren menos cuidado y que son de uso diario: camisas/camisetas/polos que no huelen, no se manchan y no tienen arrugas.

Pero sobre todo, Sepiia se centra en reducir al máximo el impacto medioambiental, que es uno de los grandes problemas del sector de la moda convencional. Un ejemplo de esto es que las empresas de moda suelen tener las fases de producción repartidas entre distintas fábricas de diversos países. Esto supone una enorme emisión de C02 debido a la gran cantidad de transporte necesario. Además, las empresas tradicionales utilizan generalmente distintos materiales en la fabricación de las prendas, lo que complica mucho su reciclaje.

Sepiia quiere hacer frente a esta problemática de tres formas. En primer lugar, la empresa valenciana ha optimizado su producción para reducir el consumo de agua. En segundo, las prendas se fabrican localmente, lo que se traduce en menos transporte y por tanto, menos emisión de C02. Y por último, los productos de Sepiia se producen con una sola materia prima para que puedan ser 100% reciclables.

Todo lo que está haciendo Sepiia no sería posible sin un emprendedor como Fede Sainz. Ingeniero técnico en diseño industrial (UPV), Fede estudió diseño de moda (IED Madrid) y tiene un máster y diploma de AITEX (centro tecnológico que se dedica a la investigación en los en los ámbitos del conocimiento de la ciencia y la tecnología que tengan aplicación en la industria textil) en Ingeniería textil y Nuevos materiales. Cuenta con años de experiencia en el sector textil de la moda en áreas como el retail (Inditex, Blanco, Desigual), el diseño de moda (diseñadora Suzanne Rae en Nueva York) y el mundo editorial (moda V Magazine). Además, lleva varios años colaborando con el Instituto tecnológico textil dentro del departamento de Innovación en moda.

Este empresario de Sepiia ha inventado la camisa total
Fede Saiz, CEO y fundador de Sepiia

¿Por qué hemos invertido en Sepiia?

Pero la pregunta es, ¿por qué hemos invertido en Sepiia y no en otra compañía del sector? Las hay muchas y buenas, también lideradas por buenos CEOs. Pero esta ha sido nuestra apuesta, y voy a enumerar las razones que podrían configurar nuestra tesis de inversión:

  • La gran diferenciación de Sepiia es que tiene tecnología y sostenibilidad. Han creado una nueva categoría de producto -moda inteligente- con gran potencial de crecimiento.
  • El mercado es grande y creciente. La industria de la moda factura anualmente 1,1 billones de euros (se ha multiplicado por dos en los últimos 20 años), emplea más de 300 millones de personas y representa un 7% de las exportaciones globales. El 70% de los usuarios compran ropa online y el crecimiento de la venta de moda online creció un 45,7% en 2018 en tasa interanual. Preocupación por la sostenibilidad: un 66% [1] de los consumidores está dispuesto a pagar más por un producto sostenible.
  • Su producto es muy competitivo a nivel de calidad y diseño. Y además consiguen un buen margen bruto. Llegar a este punto con las características de tecnología y sostenibilidad no ha sido fácil.
  • Nos enamoramos de su CEO, Fede. Su experiencia en el sector de tecnología textil, sus ganas de generar impacto, su talante, forma de trabajar, su flexibilidad… encajamos mucho con él y creemos que es la persona adecuada para llevar la compañía al siguiente nivel.
  • El performance de la compañía ha sido muy bueno. Incluso en estos últimos meses, siendo uno de los sectores más afectados por el covid19, han sabido reaccionar a tiempo y reconducir la situación. De los escenarios que nos presentaron a los inversores, han superado el más optimista de todos ellos.

Sepiia además se basa en datos científicos para validar sus procesos de investigación, y cuenta con un sistema de control de calidad que les asegura menos de un 1% de taras y menos de un 4% de devoluciones.

Un proyecto de impacto social y medioambiental

Ha sido clave para nosotros la coherencia en la filosofía de sostenibilidad de todo el proyecto, desde la producción a la comercialización. El impacto social de Sepiia está alineado con el Objetivo de Desarrollo Sostenible de la ONU número 12, Producción y consumo responsables, que lo concretan en los siguientes aspectos:

  • Han optado por fabricar el 100% de sus productos en España y Portugal. De esta  manera se crea empleo local, con derechos sociales, y se reduce significativamente la contaminación ligada a la producción textil. La producción local es mucho más sostenible porque se eliminan las toneladas de CO2 que genera habitualmente el transporte textil marítimo (es increíble comprobar el periplo del algodón de una futura camiseta, desde que se cosecha hasta que se exhibe en una tienda de moda en Occidente). Además, parte de los bajos costes asociados a la producción del textil en países subdesarrollados se explican porque estos países tienen una nula o muy laxa normativa sobre la gestión de los residuos químicos que genera el proceso productivo de las prendas, los cuales son altamente contaminantes y terminan generalmente en los acuíferos.
  • Apuestan por prendas 100% reciclables: Las prendas de ropa habituales mezclan diversos materiales, lo que hace muy difícil su separación posterior y por tanto su reciclaje. Sepiia elimina este problema al usar un único tejido en sus prendas (100% poliéster), por lo que los deshechos pueden volver a convertirse en materia prima reutilizable. De hecho, reciclan los retales de producción, incentivan a sus clientes para que reciclen sus prendas y planean producir todas sus colecciones con material reciclado.
  • Usan los recursos de la manera más eficiente posible. La producción y el mantenimiento de las prendas de Sepiia consume menos agua, energía y materias primas. En concreto, su proceso de producción consume mucho menos agua (un 87% menos), y reduce las emisiones de CO2 un 53%. Y además, el ahorro continúa durante la vida útil del producto: una vez en manos del consumidor final, las prendas requieren menos lavados y planchados, lo que supone más ahorro de agua y energía.

Aunque estemos muy contentos de formar parte de este proyecto, no dejamos de ser conscientes de los grandes retos a los que se nos enfrentaremos. Nos movemos en un sector con pocas barreras de entrada y con muchos competidores actuales y potenciales, donde la innovación debe ser constante. Combinar offline con online no es fácil, y existen un sinfín de retos. Pero las bases son sólidas y trabajo, ganas y ambición no falta. Así que, ¡a por todas, Sepiia!

[1] Fuente: Nielsen Corporate Responsibility Report

El equipo de Sepiia

Maria Echávarri

Directora de inversiones en Fondo Bolsa Social

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
ES